viernes, 11 de julio de 2008

El fin de internet libre


Un paso más hacia el fin de internet libre. Se confirmaron las peores expectativas. Los parlamentarios europeos aprobaron hace unos días, prácticamente al unísono, las enmiendas a la Directiva Europea de Telecomunicaciones.

La Unión Europea está a punto de terminar con la Internet libre tal y como la conocemos, pues a través de algunos dispositivos y de la configuración de las redes de comunicaciones podrán auditar y saber qué es lo que hacemos en nuestra computadora. Uno de los rumores más fuertes que circularon fue el posible bloqueo para algunos programas y esto parece que llegó, pues el proyecto comunitario antipiratería de la ley, denominada Telecom Packet, que dificulta la vida a los piratas con la denominada ley “three-strike" (ver "Proponen negar acceso a Internet a piratas reincidentes" y "Modelo de advertencia, suspensión y exclusión podría disuadir a piratas"). La ley en cuestión aplicaría tres advertencias a los usuarios que descargan material ilegal, antes de expulsarles de Internet..

Esta ley permite expulsar a perpetuidad a los usuarios que descarguen material ilegal a la tercera vez, lo que asigna además a los países la responsabilidad de decidir qué programas son legales y cuáles son ilegales.

En este concierto es donde probablemente algunos softwares que son usados a diario puedan ser considerados como ilegales, en este caso están Firefox y Skype, a no ser que sean aprobados por algún órgano administrativo según declaró a la BBC explica Benjamín Henrion, de la organización FFII (Fundación para una Estructura Libre de la Información).

Para la FFII este es un retroceso que convertiría a Internet en una “Internet Soviética” donde los gobiernos son omnipotentes.

Así, las autoridades administrativas de cada país podrán decidir qué software es autorizado o prohibido, exigir determinadas implementaciones técnicas en las redes de comunicaciones para permitir el control de sus contenidos, echar de la red a quien comparta contenidos protegidos, etc. En definitiva: los políticos europeos ponen la alfombra roja a los "lobbies" del "copyright" y sitúan a los ciudadanos bajo esa alfombra para que además les pisen las pelotas...

Y si los usuarios somos víctimas, las empresas que requieran proteger secretos industriales o tácticas empresariales habrán de recurrir a técnicas de cifrado con lápiz y papel, libretas de un solo uso y transporte de informes en maletines esposados a las muñecas de sus ejecutivos. Porque a ver quién se fía ahora de que no vayan a espiarse, intervenirse o prohibirse también las redes privadas virtuales.


Fuentes:

www.kriptopolis.org

www.perlenespanol.baboonsoftware.com