viernes, 3 de octubre de 2008

Como borrarse de la Iglesia: ¡Házte apóstata!


Mucha gente que no es cristiana no sabe que sus datos forman parte de un montón de registros eclesiásticos que favorecen la presión que la Iglesia puede hacer social, política y económicamente en nuestra sociedad. Uno se puede dar de baja de todos estos sitios siguiendo unos procedimientos estipulados.

Información sobre la apostasía

La Iglesia Católica y otras confesiones cristianas se aprovechan de la tradición secular de celebrar los nacimientos para incrementar de forma ilegítima su implantación social. La ausencia de alternativas laicas para celebrar este tipo de acontecimientos favorece la perpetuación de los ritos religiosos. Para la Iglesia Católica, el acto formal del bautizo no es una simple celebración, es un "sacramento" que implica el ingreso de la persona recién nacida en dicha comunidad religiosa, lo que provoca que muchos ciudadanos y ciudadanas se encuentren formando parte de una confesión que jamás han escogido y que no se corresponde con sus ideas.

¿Qué es la apostasía?

La apostasía es el procedimiento por el cual se abandona la pertenencia a la Iglesia Católica después de haber entrado a formar parte de ella mediante el bautismo.

La declaración de apostasía es el único medio que la Iglesia Católica, en principio, reconoce para que una persona bautizada deje de pertenecer a ella de forma voluntaria, ya que el apartarse de la práctica religiosa en ausencia de una manifestación formal de abandono de la Iglesia no comporta para la Iglesia ninguna situación especial.

Sin embargo, viene siendo una práctica habitual por parte de la Iglesia Católica negarse o poner trabas a la aceptación de las declaraciones de apostasía. Conviene entonces recurrir a la Agencia Española de Protección de Datos para que ésta obligue (en cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos) a la Iglesia Católica a que suprima de todos sus registros los datos de la persona que así lo solicite (todas las últimas resoluciones de la Agencia así lo hacen). Los registros más habituales donde la Iglesia Católica posee datos personales son los Libros Parroquiales (Libro de Bautismos, Libro de Confirmaciones y Libro de Matrimonios) y las copias que de estos libros poseen los obispados/arzobispados corrspondientes en su Archivo Histórico Diocesano.

¿Cómo apostatar?

Para apostatar, primero hay que solicitar a la Iglesia Católica que suprima nuestros datos personales de todos sus registros, puesto que revocamos el consentimiento a que posea dichos datos personales (este procedimiento, según la Ley Orgánica de Protección de Datos, recibe el nombre de "ejercicio del derecho de cancelación"). Para ello, hay que realizar dos procedimientos paralelos y casi idénticos: uno en relación con la(s) parroquia(s) donde se recibió el bautismo y/o la confirmación y/o el matrimonio, y otro en relación con el obispado/arzobispado al cual pertenece dicha parroquia. La razón de esto es que jurídicamente la parroquia y el obispado/arzobispado son entidades independientes y ambas poseen datos personales nuestros. [Nota: Tenemos constancia de que en la mayoría de los casos es suficiente con enviar la carta sólo al obispado/arzobispado]

Por tanto, en primer lugar hay que dirigir dos cartas solicitando que supriman nuestros datos personales de todos sus registros:

Una vez enviadas dichas cartas, caben varias posibilidades:

  • Aceptan nuestra solicitud y acceden a suprimir nuestros datos. En este caso, finaliza así nuestro proceso de apostasía.

  • Se niegan a suprimir nuestros datos. En este caso cabe cursar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

  • Ponen alguna traba para suprimir nuestros datos. En este caso también cabe cursar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

  • Pasan más de 10 días sin que recibamos respuesta alguna. También cabe cursar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos en este caso.

Por tanto, si se niegan a suprimir nuestros datos, nos ponen alguna traba o pasan más de 10 días sin que nos contesten, entonces habrá que rellenar el modelo de carta de "Reclamación de tutela del derecho de cancelación" y enviarlo mediante correo certificado a la Dirección de la Agencia. Cabe señalar que esta reclamación debe ser cursada independientemente tanto contra la parroquia como contra el obispado/arzobispado.

Será entonces la Agencia Española de Protección de Datos la que inicie un procedimiento de tutela de derechos y finalmente obligue a la Iglesia Católica a suprimir nuestros datos personales. Aquí conviene señalar que hasta la fecha, la Agencia Española de Protección de Datos ha estimado todas las denuncias (dando la razón a las personas que quieren apostatar), pero simplemente ha obligado a la Iglesia Católica a aceptar la declaración de apostasía, mediante la pertinente anotación en el libro de bautismo y la correspondiente certificación de la misma. Sin embargo, estamos trabajando en los tribunales para que se obligue a la Iglesia Católica a suprimir íntegramente nuestros datos personales. Os mantendremos informados a través de la sección de Noticias de esta página web.

Pasos a seguir para apostatar

  1. Rellena el modelo de carta de "Ejercicio del derecho de cancelación (dirigido a la parroquia)" con los datos de la(s) parroquia(s) donde recibiste el bautismo y/o la confirmación y/o el matrimonio (una carta para cada parroquia). Rellena también el modelo de carta "Ejercicio del derecho de cancelación (dirigido al obispado/arzobispado)" con los datos del obispado/arzobispado al cual está adscrita la anteriormente citada parroquia. [Nota: Tenemos constancia de que en la mayoría de los casos es suficiente con enviar la carta sólo al obispado/arzobispado].

  2. Adjunta también una fotocopia de tu DNI.

  3. Envía las carta de ejercicio del derecho de cancelación junto con la fotocopia de tu DNI: una a la parroquia y la otra al obispado/arzobispado [Nota: Tenemos constancia de que en la mayoría de los casos es suficiente con enviar la carta sólo al obispado/arzobispado]. Para enviarlas, dispones de varios métodos:

    • Mediante correo certificado.

    • Mediante un burofax, que tiene un precio muy razonable (si no se conoce el sistema, puede obtenerse información en cualquier oficina de Correos).

  4. Si, o bien pasan 10 días y no recibes repuesta alguna, o bien recibes una carta donde se desestima tu ejercicio de cancelación, o bien te ponen alguna traba (por ejemplo, solicitándote la partida de bautismo), entonces deberás recurrir a la Agencia Española de Protección de Datos para que tutele tus derechos. Rellena el modelo de carta de "Reclamación de tutela del derecho de cancelación". Recuerda que debes rellenar dos cartas, una con los datos de la parroquia (si es ésta la que se niega a suprimir tus datos) y otra con los datos del obispado/arzobispado (si es éste quien se niega).

  5. Una vez rellenados todos los datos de la carta de reclamación, haz una fotocopia de la misma para que te pongan un sello con la fecha en Correos y tener así un justificante de que se ha entregado.

  6. Adjunta una fotocopia de tu DNI.

  7. Adjunta también una fotocopia de la carta de ejercicio del derecho de cancelación que enviaste a la parroquia o al obispado/arzobispado, y si procede, una fotocopia de la carta donde la parroquia o el obispado/arzobispado desestima tu ejercicio de cancelación o te pone alguna traba al mismo.

  8. Envía toda la documentación por correo certificado a la siguiente dirección:

    Dirección de la Agencia Española de Protección de Datos
    C/ Jorge Juan, 6
    28001 Madrid
    y solicita que en Correos sellen con la fecha la fotocopia de la carta de reclamación.
  9. Entonces la Agencia Española de Protección de Datos te remitirá un acuse de recibo de tu reclamación y te comunicará el número que ha asignado al procedimiento de tutela de tu derecho de cancelación (TD/...). Te agradeceríamos que nos comunicaras este número (así como el nombre del obispado/arzobispado contra el cual es dicho procedimiento) a través de nuestro correo electrónico (info[arroba]apostasia.es), ya que estamos haciendo un seguimiento de todos los casos que está tramitando la Agencia. Y, finalmente, la Agencia te remitirá su resolución al respecto, que, si sigue la línea de todas las resoluciones publicadas hasta la fecha, te dará la razón y obligará a la Iglesia Católica a atender tu derecho de cancelación. También te agradeceríamos que nos comunicaras el número de la Resolución (R/...) para nuestro seguimiento. Puedes consultar un listado de todas las Resoluciones favorables de la Agencia en:


Si no eres cristiano, no engroses los archivos de la Iglesia ¡Házte apóstata!
Si necesitas más información visita:

http://www.apostasia.es

5 comentarios:

nievitas dijo...

Si no te gustan las ideas cristianas más bien no?
En fin yo creo que se está generando mucho odio y tontería con esto la verdad, pero bueno cada uno es libre de hacer lo que quiera, simplemente quiero añadir que antes de hacerse uno apóstata que se entere de verdad de como va la iglesia y si después de conocerla de verdad pues que decida.

Elsa dijo...

No están los modelos de cartas.. :(
Podeis volver a ponerlos?

Adela dijo...

No, Nievitas, lo que habría que hacer es informarse de cómo va la Iglesia y si después te interesa, te afilias a ella. Lo que es totalmente incoherente es que te bauticen sin tu consentimiento nada más nacer.

Anónimo dijo...

nievitas, ¿y no seria mejor que uno no entre en ningun organismo ni institucion religiosa (puesto que como tu has dicho no sabe de ella) y luego ya cuando sea mayor, y empiece a sentir la fe, se haga de la religion que crea que se ajuste mas a sus ideas? es que veras nievitas, gracias a esta tradicion, cuando la iglesia pide una ayuda determinada del estado, se fijan en el numero de bautizados que hay en españa, entre ellos estoy yo, que me bautizaron como bien dice el texto por tradición. ¿crees que es justo? yo creo que no, me atrevo a decir que hay mas personas musulmanas (entendiendo musulmana como persona que sigue los ritos de esta religion) que cristiana practicante.un saludo

Anónimo dijo...

Los modelos de las cartas no están..